Nos fuimos de copas

Mira cómo gana la selección /

España está aplastando a Yugoslavia /

Por 20 puntos arriba”

El inicio

Hay veces que uno tiene una fecha marcada en rojo en el calendario. Para mí, desde que volví de vacaciones, una de esas marcas estaba puesta sobre el 14 de febrero. No, nunca he sido muy de San Valentín. Ese día comenzaba la Copa del Rey de baloncesto en el Palacio.

Lo fácil hubiera sido levantar el cierre y hacer caja. Pero desde hace tiempo, tenía en mente una frase que me dijo David (uno de nuestros clientes/amigos de las cenas de baloncesto), “tiene que molar compaginar tu trabajo con algo que te gusta tanto como el baloncesto”. Así que le dije a Laura, quiero que hagamos algo diferente en la Copa. Que sea como a mí me hubiera gustado vivirla cuando he ido como espectador.

Nos ponemos a preparar

Así que manos a la obra. Por allá por el mes de noviembre nos pusimos en contacto con la ACB. Queríamos saber si a través del restaurante podíamos comprar unos abonos de grupo. 28 ni más ni menos terminamos cogiendo.

El sábado de esa misma semana, le dije a mi chica que me quería reunir para ver qué íbamos a hacer para prepararnos. Lo que ha tenido que aguantar la pobre. Tres meses antes y yo ya tenía la cabeza en febrero.

Así que como otros sábados, nos fuimos al Ricardo’s a tomar una copa al acabar la jornada. Es nuestro sitio donde relajarnos después de la dura semana de trabajo. Y comenzó una lluvia de ideas.

Allí surgió nuestro eslogan. “Somos el restaurante de las cenas Frikibasket, somos tu bar en la Copa del Rey”. Me encanta.

Yo tenía en mente que quería hacer una promoción que nos distinguiera de la competencia. Y se nos ocurrió una idea. ¿Por qué no hacemos un vídeo donde nuestros invitados de las cenas sugirieran a la gente venir al restaurante?. ¿Te imaginas a Pepu diciendo ven a Cinco Sentidos, el bar del ba-lon-ces-to? Esto no lo conseguimos, se nos adelantó el PSOE.

Después de aquella reunión prometí esperar a después de las cenas de Navidad sin dar más el coñazo con el tema.

Año nuevo y a trabajar en ello

Los reyes magos nos trajeron una victoria del Estu contra el Madrid que metía a los del Ramiro de lleno en la lucha por ser anfitrión en el Wizink.

Y nosotros arrancamos con la promoción.

Lo primero fue ponernos en contacto con nuestros invitados para que nos mandaran un pequeño vídeo animando a la gente a visitar Cinco Sentidos. Y mi alegría fue enorme, conseguimos que, prácticamente todos, nos dedicarán ese tiempo. Me guardaré todos estos vídeos para el recuerdo.

Por otro lado, queríamos vestir el local para la ocasión. Así que escribimos a todos los equipos para ver si nos podían facilitar algo de merchandising. Aquí he de decir que tuvimos menos éxito. Solo Zaragoza y Tenerife nos ofrecieron sus artículos.

Así que, aunque no me gusta nada pedir favores, tuve que escribir a varias personas cercanas. Pero esto te lo contaré cuando nos vayamos acercando al evento.

Y pensé que a mí como aficionado, aparte de ver los partidos, lo que más me gusta es después comentarlos. Nunca me falta ese ratito en Fuente del Berro tomando una cerveza y dándole vueltas al encuentro.

Por qué no hacer unas previas y postpartidos con gente de basket en el local. Empezamos a hacer llamadas y a la gente le encantó la idea.

Por lo demás, pedidos, horarios, preparación y muchas horas de trabajo para tener todo a punto para la cita.

Se acerca el evento

Y llego febrero y nuestro vídeo salió en las redes sociales. Y encantó. Habíamos conseguido que diferentes personas del mundo de baloncesto te invitarán a pasar un rato con nosotros.

 

Estábamos ya en la semana anterior a la Copa. Domingo. En esas cañas postpartido. Se me acercó Javier Cabrerizo (el hombre que siempre tiene un detalle) alguien a quien, como comentaba más arriba, le había pedido una ayuda con el merchandising. Y me dio una bolsa. Pensé que sería una bufanda y, sí lo era, pero también contenía una camiseta del Estu firmada por todos los jugadores y que tenía escrito un precioso mensaje. Me quedé sin palabras.

La semana de la copa

Comenzó esa semana y anunciamos las previas.

Y empezamos a hacer ruido. En los días anteriores a la Copa leí un tuit que decía “ojo a lo que están preparando en Cinco Sentidos. Va a haber que pasarse”. Me encantó, estábamos haciendo las cosas muy bien.

Y llegó el día 13. Algunos dicen que es el de la mala suerte. Para mí siempre será el de Nacho Azofra. Así que siempre depara cosas buenas.

Por la mañana, llamada de Cabrerizo, otra vez Cabrerizo. Que si teníamos sitio para hacer la cena de delegados de todos los equipos. Por supuesto, y si no lo hay se hace.

En la tarde, mientras terminamos con los preparativos aparece el merchandising de ACB. Justo a tiempo.

Y me llama Txus, “pásate por el Convención que tengo una bufanda que te he traído”. Todo va rodado.

Aprovecho esa visita al hotel para sentarme a charlar con él diez minutos y tomar un poco de aire. Y entre jugadores, entrenadores y directivos que no paran de desfilar por el hall me doy cuenta, esto empieza.

Y llegó la Copa

Los cuatro días siguientes se pasan volando. Con un restaurante lleno a reventar y donde no para de pasar gente de baloncesto.

Empezamos con Carlos Sánchez Blas, pedazo de periodista. Acompañado de Ignacio Ojeda y Millán Camara. Y luego viene Luís Guil. Esto comienza a coger ambiente.

Hubo una previa muy especial el sábado. Me veo rodeado de la gente que sigo cada semana en los medios, comentando cómo va el torneo. David Sardinero, Puertas, Monje, Chema de Lucas, Julián Aranda… Por cierto, pedazo de detalle el de Puertas anunciándonos en su canal de YouTube, ahora soy más fan si cabe de Tirando a Fallar.

Pasaron muchas cosas esos días. Algunas no las puedo contar. “Lo que pasa en Cinco Sentidos queda en Cinco Sentidos”. Lo prometí.

Y, llegamos al domingo, exhaustos. Antes de abrir, me senté con todo mi equipo que dio todo para que yo pudiera estar disfrutando lo máximo posible esos días. No tengo palabras de agradecimiento para ellos.

Habíamos decidido hacer una comida tipo cóctel por hacer algo diferente. El primero en venir fue Felipe, que se pasó toda la Copa en el local sin tener abono para los partidos, qué grande. Y después, Jota Cuspinera, le debo una visita en Fuenlabrada. Y así van llegando hasta llenar el local.

Y no para de entrar gente de basket. Iñaki de Miguel, “solo me paso a saludar”, qué tío más majo por favor.

Se acerca la hora de la final y recibo un par de abrazos dándome las gracias por todo lo que hemos hecho.”Nunca pensé vivir una Copa así” me dice un amigo. Y, de verdad, que me emociona. Han sido muchas horas y te das cuenta de que las cosas han salido como uno soñaba.

salo lleno copa del rey cinco sentidos

Antes de irme a la final quiero darle un abrazo enorme a Laura, la MVP de la Copa. La que ha aguantado todas mis horas de “hay que hacer esto y lo otro”. Solo por darle las gracias. ¡Y con los nervios le arranco un pendiente!.

Y cuando por la noche la gente discute el tapón y la antideportiva. Yo camino solo hacia casa con una sonrisa y pienso: lo hemos conseguido.

 

HEMOS SIDO EL BAR DE LA COPA DEL REY

 

PD. Este post esta dedicado a todos los que lo habéis hecho posible esos días tan especiales y a todos los que están siempre del lado de Cinco Sentidos ayudándonos a cumplir nuestros sueños.

2 comentarios en “Nos fuimos de copas

Responder a elsextosentidogastro Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s